Placas

15.09.2017

A todos mis lectores les pregunto, ¿han oído hablar de las placas de cocina? Sí, así como lo leen las placas que se utilizan en las cocinas, quizá algunos los conozcan como las cocinillas, o algo por el estilo.

Si no saben de qué estoy hablando los invito a quedarse en este relato y aprenderán lo bueno y lo malo de tener una placa de cocina. Bien, veamos entonces que es bien una palca de cocina.

Las placas son unos placas que pueden ser eléctricos o a gas. Su formato físico es muy parecido al de una cocina en su parte de arriba. Es decir donde van las hornallas, pues bien, son muy similares.

Las diferencias con una cocina tradicional pasa por varias cuestiones que me gustaría destacar a continuación. Por ejemplo una placa, puede tener 3, 4 o más hornallas. Estas hornallas no son como las convencionales, sino que son planas, o sea usted si ve una placa, vera una superficie uniforme y sin nada arriba.

Las placas además no contienen un horno, no tienen parte de debajo de una cocina tradicional, por decirlo de una manera vulgar. Estas tapas de cocina, son independientes, por lo que no precisaremos de mucho espacio para colocar una en nuestra cocina.

Es común ver placas en colores más tirando a oscuro, como lo son el negro, gris o el marrón claro. Pero también se pueden comprar en tonos claros como el blanco o el gris claro.

Las palcas como les comentaba recién, son ideales para lugares pequeños en donde ganar un metro de espacio es muy importante. Al no tener parte de abajo, el tamaño de una tabla es muy pequeño en comparación al de una cocina común y silvestre.

Los invito a acercarse a cualquier casa de venta de electrodomésticos para verificar la información que les estoy brindando.