Enfriador de vinos

05.04.2017

Quizá haya visto en los últimos años que hay un regalo que se ha puesto de moda entre los tomadores de vino. ¿No han visto un pack de ciertos artículos para usar con el vino? Pues sí, en la actualidad hay varias casas que se están equipando con algo muy particular-

Uno de esos artículos que muchos de nosotros nunca lo usamos pero la verdad es algo muy bueno de usar es el enfriador de vinos. Veamos que es específicamente el enfriador de vinos y porque deberíamos tener uno de ellos, si realmente nos conviene o es algo que se puede evitar.

Para empezar cabe destacar que tener un enfriador de vino es para fanáticos del mismo, no es algo fácil y barato de conseguir como para tener si realmente no eres tan fan del mismo. 

Ahora bien, para que lo queremos esa es la pregunta. Usted puede pensar es obvio, lo queremos para enfriar los vinos, si es verdad, pero porque comprarlo y porque no utilizamos nuestra heladera para hacerlo.

Las respuestas a todas estas preguntas se unen en una sola, los que tenemos una enfriador de vino lo que estamos sustituyendo inconscientemente o consientes es tener una mini cava en nuestro hogar. 

El mejor lugar para tenerlos desde sus orígenes fue en cavas, pero lamentablemente no todos tenemos una. Pues bien, si bien el enfriador de vinos no es del todo ideal, al menos tendremos en un solo espacio todos nuestros vinos a una temperatura que nosotros consideremos.

Las características físicas de estos enfriadores son muy buenas, por lo general estamos hablando de un tamaño menor a un frigobar y quizá el doble de un microondas. 

Es muy fácil de colocar en varios lugares y es trasladable a otros puntos de la casa. La capacidad depende del modelo pero en un estándar podemos decir que entran unas doce botellas, divididas en tres filas y en cada una de ellas entran entre tres y cuatro botellas.